miércoles, 24 de junio de 2009

Retrato hablado


Tus ojos:
nenúfares marchitos
por el río salado de otros rostros.

Tu boca:
caja pandórica
que es hoy el osario
de todos los insultos.

Tu mente:
laberinto infinito
capaz de atraer con un dulce
la inocencia de otros seres.
Arácnida cabeza tejedora de mentiras.

Tu corazón:
pedazo de volcán asesino,
herido por tu mano.

Tu cuerpo:
territorio marcado del olvido.

Tu alma:
especie extinta
que ni odiar se puede ya.

Tú:
amorfa tempestad en un hombre.



Selene Ortega
19-junio-2009
México, D.F.

2 comentarios:

arturo sodoma dijo...

VAYA VAYA QUÉ LINDO POEMA, VAS CRECIENDO, PARECE, MIRA QUE NUESTRO VIAJE A SINALOA SE HA COMPLICADO, DE TODOS MODOS GRACIAS POR TU AYUDA.

Gabriel bolongaro-Leopardo rosa dijo...

ta chido el poema, le falta nomas, borracho jugador y parrandero jajaja
saludos