lunes, 3 de mayo de 2010

Aparece

Y he sido paciente
como las tardes de silencio coagulado
que aprisionan mis ansias de verte

Aparece

Triste espera que aún palpita un amor quedo

Y he sido paciente
devorando las agitadas noches
que de otros brazos bebes
y guardando recelosa el cáliz bendito de tus labios

Aparece

Las mañanas se atragantan en mi cama
pendientes de un reloj inmóvil
y un rocío que acaricia mis pestañas.


Selene Ortega
01-03-2010

4 comentarios:

Marian Raméntol Serratosa dijo...

La paciencia impaciente, ese juego de contrarios reluce espléndido en el poema.

Un abrazo
Marian

Selene Ortega dijo...

Marian, muchas gracias por la paciencia que me obsequias.

Claudia Isabel Quiñónez dijo...

Me gutó, Sele. Bechos

Selene Ortega dijo...

Qué alegría que te guste, Chabe. Besos.